Lompat ke konten Lompat ke sidebar Lompat ke footer

Widget HTML #1

Jessica Chastain: infancia difícil, éxito tardío, padrino famoso y feminismo


Nada en la vida de Jessica Chastain ha sido fácil ni sencillo. Empezando por el final, su llegada tardía a Hollywood. Consiguió sus primeros papeles de peso a los 30 años, algo inusual en una industria que venera la eterna juventud, pero la californiana de melena pelirroja recuperó rápidamente el tiempo perdido demostrando que ella había nacido para deslumbrar en la gran pantalla. Hoy, a sus 45 años se ha enfrentado a su tercera nominación en los Premios Oscar 2022 por su interpretación protagonista en 'Los ojos de Tammy Faye' y es la favorita a pesar de Olivia Colman, Penélope Cruz, Nicole Kidman y Kristen Stewart, sus rivales en la categoría de mejor actriz. Finalmente, ha podido alzar la estatuilla a mejor actriz. Un premio con el que ha asegurado adorar a sus compañeras de nominación y con el que, durante el discurso de agradecimiento, no han faltado las palabras de apoyo y cariño también a las personas que más lo necesitan, sin nombres ni apellidos, en una clara referencia a los eventos que estamos viviendo en la actualidad.


Para comprender quién es e incluso, entender su éxito como una de las fijas en Hollywood, debemos retroceder en el tiempo y descubrir cómo fue su infancia, en qué escuela estudió, quiénes han sido sus grandes apoyos, qué hechos le han marcado y cuáles son sus valores hoy. Hija de Jerri Renee Hastey (apellido de soltera Chastain) y del músico de rock Michael Monasterio, la realidad es que Jessica jamás ha reconocido a su padre biológico como tal e incluso ha manifestado que en su certificado de nacimiento no figura ningún progenitor masculino.


Creció y pasó su niñez en la ciudad californiana de Sacramento junto a su madre, el marido de esta, Michael Hastey, bombero de profesión, y sus cuatro hermanos. Entre apuros económicos y una constante inestabilidad, Jessica Chastain sintió muy pronto la llamada de la interpretación. Con 7 años su abuela materna Marilyn, uno de sus grandes apoyos, la llevó al teatro y desde ese momento supo que quería ser actriz. Centrada en su desarrollo artístico, nunca consiguió brillar en lo académico, pero en 1999 alcanzó un hito para su familia: entrar en la prestigiosa Escuela Juilliard de artes escénicas en Nueva York y ser la primera en cursar una carrera universitaria, el lugar donde se han formado otros como Christopher Reeve, Viola Davis o Sara Ramírez.

Tampoco ahí lo tuvo fácil. La falta de recursos económicos para hacer frente a los pagos de la academia casi le cierran sus puertas, pero fue en ese momento cuando Robin Williams apareció en su vida. A Jessica Chastain se le concedió una beca en forma de cuantía que, además de pagar sus estudios, cubría el apartamento y el material, y que en su totalidad procedía de la cartera personal del desaparecido actor.


Mientras intentaba despegar haciendo sus pinitos como actriz en películas menores y obras de teatro de segundo nivel, Chastain sufrió un duro revés que cambiaría por completo el trascurso de su vida: su hermana Juliet se suicidó en 2003 después de años adicción y abuso de drogas. Celosa de su pasado, pocas son las veces que la californiana se ha pronunciado al respecto, aunque sí ha querido concienciar a sus seguidores en las redes sociales de la importancia de la salud mental y de permanecer en alerta constante en el entorno familiar cercano para evitar una tragedia similar a la que ella tuvo que experimentar.

En 2008 hizo su debut en el cine con el papel principal en 'Jolene', un film dirigido por Dan Ireland, por el cual recibió el premio a mejor actriz en el Festival Internacional de cine de Seattle. Su oportunidad y primera nominación a los Premios Oscar llegó con 'Criadas y señoras' en 2011, no en la categoría de actriz protagonista, sino en la de reparto, un galardón que finalmente recayó en su compañera Octavia Spencer.


Un año después, en 2012, 'La noche más oscura' dirigida por Kathryn Bigelow terminó por coronarla como la estrella de Hollywood que es. La cinta, con una Chastain metida en la piel de Maya, una joven agente de la CIA, narraba la labor de inteligencia previa y el asalto de las fuerzas de operaciones especiales estadounidenses que terminó con la muerte de Osama bin Laden. Nominada a los Oscar de nuevo, está vez como mejor actriz principal, tampoco consiguió alzarse con el deseado galardón. 

Puede que hoy y en la 94.ª edición de los galardones cinematográficos más internacionales, sí que sea la noche de esta actriz luchadora de melena pelirroja perfecta. Compartiendo protagonismo y escenas con el actor Andrew Garfield, por cierto, que también opta a la estatuilla como mejor actor por la película 'Tick Tick Boom', reencarnan a Tammy Faye y Jim Bakker, una pareja de telepredicadores de gran fama en las décadas de los 70 y 80. 'Los ojos de Tammy Faye' cuenta la historia real de ascenso y posterior descenso a los infiernos del matrimonio desde sus humildes comienzos hasta la creación de todo un imperio en torno a The PTL Club. La crítica coincide, Jessica Chastain está increíble y su transformación física y vocal es impresionante.


Una cinta dirigida por Michael Showalter y que ya presentó el pasado septiembre de 2021 en el Festival Internacional de Cine de San Sebastián donde se le concedió la Concha de Plata a la mejor actriz. Mismo galardón ha recibido recientemente en los SAG Awards, comúnmente conocidos como los premios del Sindicato de Actores, y que vuelve a reconocer el impecable y brutal trabajo interpretativo de la actriz en la película por la que regresa a Los Oscar como nominada.

En lo personal, además de una infancia dura marcada por la ausencia de su padre biológico, una adolescencia con dificultades económicas y una madurez truncada por la muerte de su hermana, y aunque Jessica Chastain no es de hablar de su intimidad, se sabe que está casada desde 2017 con Gian Luca Passi de Preposulo, un aristócrata y bodeguero italiano con el que tiene dos hijos.


Es vegana, no come carne ni por exigencias del guion, es una amante confesa de los animales, tiene varios perros adoptados y como curiosa afición, toca el ukelele. Feminista, a menudo se ha pronunciado en contra de la discriminación que sufren las mujeres y las minorías en el planeta Hollywood, siempre que puede aboga públicamente por un mayor equilibrio de género en los rodajes así como en los salarios y ha mostrado en un sinfín de ocasiones su apoyo a las víctimas de acoso sexual en la industria.

(*)