Lompat ke konten Lompat ke sidebar Lompat ke footer

Widget HTML #1

"Me arrinconaron": Julián Gil contó por qué se separó de Marjorie de Sousa y su hijo


Julián Gil estuvo en La Entrevista con Yordi Rosado, en el cual habló de la relación que tuvo con Marjorie de Sousa. Sobre cómo inició este amor, contó que en 2011 trabajaron juntos en una novela, pero se reencontraron en Miami años después. 

Años después decidió separarse de su pareja. En 2014 le ofrecieron hacer un proyecto junto con De Sousa, en el cual ambos se convirtieron en grandes amigos. 

Al finalizar este proyecto, ella se mudó al mismo edificio, por lo que se convirtieron en vecinos. Él tenía una nueva relación, por lo que él no dio ningún paso más. 

Aseguró que un día Marjorie llegó a su casa para contarle sobre una publicación en la que se aseguraba que Gabriel Soto habría engañado a Geraldine Bazán con ella. Él, siendo su amigo, contó, decidió consolarla y pedirle que contara lo que ocurrió en verdad.

"Ella estaba en una crisis increíble", dijo. 


Destacó que le pidió en varias ocasiones a la actriz enfrentarse a los medios de información para librarse de la polémica. Posteriormente, comentó, lo llamó para pedirle consuelo justo el día que él tenía una reunión con sus amigos. 

En ese encuentro, contó, terminó completamente borracho y finalmente tuvieron relaciones sexuales. Días después, narró, le contó que se había embarazado de él. 

"Me cayó un balde de agua fría, ¿no? y después de eso nos sentamos a la mesa para saber cómo resolveríamos la situación", dijo. 

Aseguró que se comprometió con el asunto al punto de que le pidió matrimonio a fin de que iniciaran una familia. Posteriormente, el trabajo los separó durante varios meses. Julián narró que pudo estar junto a De Sousa justo cuando estaba a punto de tener al bebé. 

Indicó que la vida juntos se volvió una tortura para él y la actriz, debido a que su entonces suegra tenía un problema asevero con el alcohol.

"A veces me hago responsable de mis traumas de niño. vengo de una familia que, como te explique, vengo de padres alcohólicos", dijo.

Explicó que la mamá de Marjorie le impedía cargar o estar con su hijo, por lo que pidió a su entonces pareja que entendiera que tenía que separarse físicamente de ese domicilio por temor a revivir sus traumas. 

En ese entonces le propuso a la artista el mudarse a unas cuadras para estar lejos de la señora y que las dos trataran la adicción de la mujer, rentar un domicilio para su suegra o que hicieran que la señora regresara a vivir con su hijo. Al final, la intérprete se negó a esta posibilidad, aseguró.

"Si tú te vas yo voy a entender que tú nos abandonaste", es la frase que Gil atribuyó a su expareja. 


Al final, el actor se fue de ese domicilio con la esperanza de seguir la relación con Marjorie y el bebé, pero pasaron un días antes de que recibiera la llamada de un abogado que lo notificó de la demanda que la estrella de telenovelas interpuso en su contra.

"Se me estaba exigiendo 300 mil pesos por pensión", dijo.

Destacó que no pasaron 10 días de que se fue del lado de la actriz cuando se inició este proceso legal. Él buscó contrademandar para que se hiciera un acuerdo racional. 

Acusó a los defensores de su expareja de usar recursos legales tramposos para decir que tenía nexos con el narcotráfico, con el gobierno de Checoslovaquia, Puerto Rico y Rusia. Además de esto, dijo que se le señaló de tratar de envenenar a su hijo Matías, pese a que, aseguró, estaba junto a dos trabajadoras sociales. 

A esto sumó que casi fue arrestado por tomarse una foto con su hijo en un centro de convivencia al cual fue obligado a ir si quería ver al menor de edad. 

"El niño no sabía quién era yo. Le hablaba, trataba de jugar con él", dijo. 

Su trabajo también se vio afectado, debido a que le quitaron 140 mil pesos mensuales, más otros ingresos que él obtenía de otros contratos que correspondían al 20 por ciento de su salario. 

Su único deseo, indicó, es que le dejen ver a su hijo, por lo que cuestionó a su expareja para que le haga saber el motivo por el cuál no lo dejan ver al menor. 

"Su padre sí quiere estar en la vida de él", dijo. 


(*)