Lompat ke konten Lompat ke sidebar Lompat ke footer

Widget HTML #1

Shakira sonríe de verdad, de oreja a oreja: la colombiana se olvida de su dolor para cuidar con amor a su padre, don William Mebarak


No es un secreto para nadie que don William Mebarak es una de las personas más importantes en la vida de Shakira. Dicen que el fuerte llanto que la golpeó hace algunos días se debía al dolor de saber que su padre no se encontraba bien. Sin embargo, todo ese amargo episodio ha quedado atrás, y don William ha regresado a casa.


Como te contamos antes, Shakira está dispuesta darle todos los cuidados necesarios a su padre. Ya en Instagram compartió un video en el que se le puede ver auxiliándolo para leer.

Como bien explicó Grosby: “La cantante compartió un conmovedor video en las redes sociales de ella ayudando a su padre a hacer ejercicios cognitivos y agradeció a sus fanáticos”.

Shakira dice: “Con mi papá dado de alta, ya en casa y en camino, ayudándolo con su estimulación cognitiva luego de un trauma. Gracias a todos por envolvernos con su inmenso amor”. La colombiana sonríe con total alegría al ver que su padre se está recuperando. Ahora es verdaderamente feliz por su amor grandote está con ella, sano y salvo.


Jennifer López habla de Shakira

JLo lanzó su documental: “Halftime” en el que deja ver que mucho no le gustó el tener que compartir su gran momento con Shakira. Según destacó Showbiz, Jennifer López ha dicho: “Es la peor idea del mundo, que dos personas encabecen la misma Super Bowl. No ha sido una buena idea”, asegura Jennifer en conversación con su directora musical, Kim Burse, en un extracto de la grabación, en la que ambas mujeres tratan de planificar el número en función del escaso tiempo otorgado a cada una de las protagonistas.

Aunque finalmente fue un rotundo éxito, es cierto que algunos fans de ambas artistas se quejaron en su momento de que ninguno de sus ídolos tuvo suficientes minutos para defender debidamente sus canciones, todo ello en el marco de un popurrí demasiado concentrado y cambiante. Ese era precisamente uno de los temores expresados por Jennifer, como ha sacado a la luz el documental: “Tenemos seis minutos, treinta segundos para cada canción. Si nos tomamos un minuto, tendremos problemas. Pero necesitamos tener nuestro momento: esto no puede ser una maldita revista”, explicaba Jennifer, quien lógicamente planteaba estas ideas sin acritud alguna hacia su famosa compañera.

(*)