Lompat ke konten Lompat ke sidebar Lompat ke footer

Widget HTML #1

Katy Perry: ¿Cómo es el blefaroespasmo que supuestamente tuvo la cantante en un concierto?


La estadounidense Katy Perry volvió a los escenarios, pero ha preocupado a sus seguidores luego de que se viralizara un video de uno de sus conciertos el pasado el fin de semana en Las Vegas, en donde se la vio batallar con uno de sus ojos.

Mientras que el izquierdo se mueve con normalidad, la intérprete de ‘Hot n Cold’ intenta controlar el derecho en vano en medio de los aplausos de su público. Todo comienza cuando se queda parada tras una de sus canciones mientras el ojo comienza a temblar y cerrarse poco a poco.

La toma muestra que Perry incluso se lleva varias veces la mano al rostro para intentar abrirlo luego de permanecer por unos segundos completamente cerrado. Finalmente, la cantante toma el micrófono y dirige unas palabras a sus fans mientras se da la vuelta.



¿Qué es un blefaroespasmo?

De acuerdo con el Instituto Nacional del Ojo en Estados Unidos, un blefaroespasmo es el parpadeo y otros movimientos involuntarios y repetitivos del párpado que no se pueden controlar y que se manifiestan a través de contracciones o espasmos en los músculos.

Aunque generalmente desaparecen espontáneamente, hay pacientes que las desarrollan crónicamente.

Las causas de un blefaroespasmo

Según los especialistas, el episodio ocurre cuando la parte del cerebro que controla los músculos del párpado deja de funcionar correctamente.

Esta condición puede ser hereditaria en algunas ocasiones, con una mayor probabilidad de desarrollarla para las mujeres entre 40 y 60 años. El sitio Medline Plus agrega que las contracciones pueden ser causadas por irritación en alguno de estos casos:

La superficie del ojo (córnea)

Las membranas que recubren los párpados (conjuntiva).

Entre algunos de los factores más comunes que pueden propiciarlo se encuentran los siguientes:

Fatiga

Estrés

Consumo de cafeína

Exceso de alcohol

Efecto secundario de medicamentos de migraña (aunque es menos frecuente).

Fuentes : elfinanciero.com.mx

(*)